MENU

Guía Básica para el Tratamiento de la Madera

noviembre 23, 2021 0 comentario 24 Vistos
tratamiento de la madera

Como en cualquier otro material, para que el mobiliario tenga una larga vida el tratamiento adecuado y constante es indispensable. Si estamos por empezar una fábrica de muebles o ya estamos en el negocio, el tratamiento de la madera es una actividad que no puede pasar desapercibida. Para ayudarte y que puedas hacer este proceso de forma correcta, te compartimos algunas recomendaciones. 

¿Por qué hacer un tratamiento de la madera?

Este procedimiento es necesario para resaltar el acabado de algunas superficies, como el caso del lijado, que favorece el realce de texturas y relieves. El lijado juega un papel clave para conseguir el acabado deseado de la superficie final. 

El tratamiento de la madera tiene como principal función el preparar la superficie para el proceso posterior, principalmente el barnizado y su acabado. Por lo tanto, es indispensable para obtener los mejores resultados y mantener sus propiedades intactas. 

Los diferentes tratamientos de la madera, relacionados con el lijado, barnizado y pulido pueden tener varias funciones: 

Limpiar la superficie y eliminar los defectos.

Tiene que ver con limpiar la superficie de madera y eliminar los defectos superficiales; además de desaparecer el repelo o fibra de la madera. 

 

Crear rugosidad superficial.

Una acción necesaria para para un correcto anclaje del barniz posterior aplicado; así como dotar a la superficie de un tacto suave, liso y agradable. 

 

Realzar algunas partes.

En algunos casos, el lijado de la madera es útil para realzar algunas de sus partes. Por ejemplo, en el efecto rusticado que se aprecia en muchas superficies destinadas a equipamiento de tiendas comerciales. 

 

Claves para el tratamiento de la madera

Ahora es momento de revisar algunas ideas para poder hacer un correcto tratamiento de la madera para mantener el mobiliario de este material como nuevo. 

Hacerlo sobre superficies secas

No lijar las superficies de madera que estén húmedas o mojadas. La humedad que se encuentra en las fibras de madera evita que las fibras se mantengan levantadas y puedan ser fácilmente eliminadas durante la operación de lijado. Además, el polvo generado se convierte en una especie de masilla que emboza y satura los granos abrasivos. 

 

Sin mucha presión

Ejercer la mínima presión de lijado posible para evitar acabados pobres y no uniformes. El lijado realizado con una presión excesiva puede provocar que haya áreas de la pieza brillantes, pulidas, suaves al tacto, pero con rugosidad no uniforme que se traduce en colores no homogéneos en la fase de tintado. 

Otra consecuencia de la presión excesiva son problemas de anclaje del barniz; si la superficie lijada ha sido pulida por un exceso de presión. 

 

Herramienta abrasiva adecuada

Para realzar los diferentes acabados de la madera y su textura con vetas blandas y duras una sugerencia es lijar la superficie con una herramienta abrasiva cuya zona de contacto de la pieza se adapte a la superficie. 


Ahora que ya sabes a detalle el procedimiento para el tratamiento de la madera, dale un tratamiento a consciencia a este material para que los muebles de madera tengan una mayor vida para que luzcan impecables. En CIMEJAL nos preocupamos por apoyar a brindar a nuestros afiliados información de interés para el crecimiento de su empresa. Afíliate ahora.

 

Vía ABRACOM