MENU

Home Office – El factor clave para la industria del mueble

enero 7, 2022 0 comentario 78 Vistos
home office industria mueble

El trabajo a distancia ha sido una ventana de oportunidad para la industria del mueble, pues con este nuevo modelo de trabajo las personas han buscado muebles que les permitan trabajar cómodamente y crear espacios de trabajo que los hagan más productivos. Conozcamos más detalles sobre cómo el sector mueblero se ha beneficiado de esta nueva modalidad. 

El valor de la industria mueblera

El sector de la madera y el mueble representa para México una gran oportunidad con el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) para crecer y expandirse, cuya apuesta es duplicar las exportaciones hacia el 2023. 

La industria de muebles de México es la segunda más importante en América Latina, después de Brasil, con un mercado de 2,470 millones de dólares y aunque tiene superávit comercial, la cadena de suministros de materias primas depende fuertemente de importaciones. Jalisco es el segundo estado con mayor producción, de acuerdo con el Observatorio Tecnológico de Jalisco. 

El trabajo desde casa ha ampliado la inversión en equipamiento del hogar, al tiempo que la crisis global de contenedores abrió oportunidad para sustituir importaciones por producto mexicano en el país y en EU, afirman industriales del sector. 

Para los empresarios de Norteamérica resulta atractivo hacer negocios en México y que se les surtan muebles e insumos de madera. 

 

Home Office – El impulso para la industria de muebles

La cadena de la industria de la madera y mueble, incluido el sector forestal, la maquinaria especializada para madera y la proveeduría aplicada a nuestro sector han confirmado que el sector mueblero ha sido “de los beneficiados” por el evento global de la pandemia. 

El confinamiento obligado de la mayoría de las empresas y trabajadores independientes tuvieron que permanecer en casa y adaptar un espacio que les permitiera seguir trabajando y cumpliendo con sus deberes de forma cómoda y útil. Esto provocó que las ventas de muebles crecieran de un 5 a un 20% en general.

La producción del mueble se ha subido al tren de la vanguardia y ha dado un salto importante entre la producción artesanal y aprovechar la tecnología para optimizar los procesos de producción, entregando productos de mejor calidad. 

En la actualidad, los fabricantes de muebles ya no sólo se preocupan por vender buenos productos, también tienen la obligación de cuidar el medio ambiente, emplear materiales que no dañen el medio ambiente, y crear una imagen como empresa sustentable, incluyente y socialmente responsable. 


Como podemos ver, la industria del mueble ha ido evolucionando y el trabajo en casa le ha dado el impulso para seguir creciendo y ofreciendo nuevas alternativas de mobiliario que se adapten a las nuevas necesidades del consumidor en esta nueva realidad.

 

Con apoyo de El Economista & Cuatro Cero