MENU

¿Cómo ha sido la evolución de la industria del mueble?

octubre 8, 2021 0 comentario 49 Vistos
industria del mueble

La industria del mueble ha sido de las afortunadas en seguir avanzando y evolucionando, pese a los retos propios del sector y a la difícil situación que afecta al mundo debido a la pandemia. Durante el 2020, se incorporaron 56 empresas más al sector mueblero, para llegar a 2 mil 840 en noviembre. 

Jalisco es el segundo principal fabricante de muebles en el país, superado únicamente por el Estado de México y aunque sus ventas bajaron al principio de la pandemia, para el inicio del 2021 la mayoría de fabricantes de muebles en el estado iniciaron con buenos números. 

El sector aporta 30 mil 561 millones de pesos del producto interno bruto nacional, pues es una industria con gran potencial y con un área de oportunidad interesante. Las ventas de la industria de la madera y el mueble se vieron beneficiadas por el COVID-19 con un aumento del 8% en Latinoamérica en 2020. 

Nueva tecnología

Las exigencias del consumidor, cada vez más demandante de productos a medida y personalizados, junto con las oportunidades que ofrecen las tecnologías actuales, han provocado que la industria de madera y mueble así como sus fábricas tradicionales hayan derivado hacia las Smart Factories o fábricas inteligentes; reflejadas en los mismo productos. 

Software a medida

Las fábricas de la industria del mueble cuentan con software específico para el tipo de productos y fabricación del sector. Esta incorporación de programas especializados le traen tres grandes ventajas a las empresas: 

  • Reducción de costos en la actualización de productos y tarifas. 
  • Personalización de la herramienta.
  • Gestión de la tecnología con hasta cinco idiomas diferentes. 

 

Robótica

La robótica industrial ha permitido a las fábricas automatizar muchos procesos de la cadena de producción, permitiendo destinar recursos humanos a otras áreas de la compañía. 

 

Interconexión

Algo imprescindible es la constante interconexión entre la maquinaria industrial para conseguir la óptima automatización de procesos. Gracias a esto se logran producciones más eficientes y, mediante el Big Data de la interconexión, se obtiene una gran cantidad de información que permite optimizar en tiempo real cualquier problema de la cadena. 

 

Auto-ID

Está relacionado con los procesos de identificación automática, útiles para el sector de mobiliario. Incluye tecnologías como los códigos de barras, RFID (Radio Frequency Identification) y otros métodos de escaneo de productos que permiten una identificación en tiempo real transmitida automáticamente a los sistemas informáticos, inventarios, bases de datos, ERPs o software del fabricante. 

 

Personalización

La tecnología actual ha hecho posible para las fábricas de mobiliario la producción de lotes cada vez más pequeños y a medida para el consumidor, así como mantener los niveles de cantidad producida. Para lograrlo, es necesario optimizar la eficiencia de todos los procesos, haciéndolos más ágiles y resolutivos.  

 

Maquinaria inteligente

El mercado ahora trabaja con tecnologías de inteligencia artificial que, al solicitar un producto a medida del cliente, diseña de manera autónoma el boceto; lo envía a la fábrica y permite que la maquinaria industrial elabore el producto también de forma autónoma. 

La industria del mueble continúa una producción con herramientas y maquinaria tradicionales. Sin embargo, con la adopción de la Industria 4.0 podrá revolucionarse y aumentar sus niveles de producción y calidad. 

El telecolegio y el teletrabajo han sido el despunte para el mobiliario, aprovechando la modalidad home office: escritorios, sillas y sillones; además de tapicería, sofás, sillería, colchones, almohadas y cocinas. Todo lo que tenga que ver con hacer el hogar más cómodo, tiene demanda. 


Está claro que el sector de mobiliario ha sido de los que menos han sufrido con lo que está pasando en el mundo y ha sabido adaptarse a las nuevas demandas del público, avanzando e incorporando nuevas tecnologías en la fabricación de muebles donde ha sido posible. 

El futuro es prometedor para la industria del mueble, no hay que bajar la guardia y seguir evolucionando y transformando al sector para estar a la vanguardia con las nuevas necesidades del público.